fbpx

La historia del villancico “Noche de Paz”

En 1818, una banda itinerante de actores actuaba en ciudades austriacas. El 23 de diciembre llegaron a Oberndorf, un pueblo cerca de Salzburgo, donde debían recrear la historia del nacimiento de Cristo en la pequeña Iglesia de San Nicolás.

Desgraciadamente, el órgano de la iglesia de San Nicolás no funcionaba y no sería reparado antes de Navidad. Algunas versiones de la historia apuntan a los ratones como el problema, otros dicen que el óxido fue el culpable. Debido a que el órgano de la iglesia estaba fuera de servicio, los actores se presentaron en un hogar privado.

Esa representación de Navidad puso al pastor Josef Mohr en un estado de ánimo meditativo. En lugar de ir directamente a su casa esa noche, Mohr tomó un camino más largo que lo llevó por una colina y pudo contemplar el pueblo.

Oberndorf - origen del villancico mas famoso del mundo: Noche de Paz

Desde la cima, rodeado de nieve y admirando el majestuoso silencio de la noche invernal, el pastor se llenó del espíturo navideño. Sus pensamientos sobre la obra de Navidad que acababa de ver lo hicieron recordar un poema que había escrito un par de años antes.

Ese poema fue acerca de la noche en que los ángeles anunciaron el nacimiento del Jesús a los pastores en una ladera. Mohr decidió en ese momento que esas palabras podrían ser un buen villancico para su congregación la noche siguiente en su servicio de Nochebuena.

El único problema era que no tenía música para cantar ese poema. Entonces, al día siguiente, Mohr fue a ver al organista de la iglesia, Franz Xaver Gruber. En conjunto solo tuvieron unas horas para crear una melodía que se pudiera cantar con una guitarra. El resultado fue un éxito. Ahora tenían un villancico que se podía cantar con otros instrumentos.

Semanas más tarde, el conocido constructor de órganos Karl Mauracher llegó a Oberndorf para reparar el órgano en la iglesia de San Nicolás. Cuando Mauracher terminó, dio un paso atrás para dejar que Gruber probara el instrumento. Cuando Gruber se sentó, sus dedos comenzaron a tocar la simple melodía que había escrito para el poema navideño de Mohr.

Profundamente impresionado, Mauracher llevó copias de la música y las palabras de “Noche de Paz” a su aldea alpina, Kapfing. En este lugar dos conocidas familias de cantantes, los Rainers y los Strassers, la incluyeron en su repertorio de la temporada navideña para que fuera conocida en todo Europa.

En 1834, interpretaron “Noche de Paz” para el rey Federico Guillermo IV de Prusia. Le gustó tanto que ordenó a su coro de la catedral que la cantara cada Nochebuena. Veinte años después, la canción llegó a Estados Unidos y la cantaron, en alemán, en el Monumento a Alexander Hamilton, ubicado a las afueras de Nueva York. En 1863 fue traducida al inglés con el título “Silent Night”

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subscribe to our newsletter Suscríbete a nuestro boletín
Enter your email to stay informed of the latest news, special offers, events and activities. | Ingresa tu correo electrónico para mantenerte informado de las últimas noticias, ofertas especiales, eventos y actividades.